martes, 27 de marzo de 2012

Mi primera pizza casera...

Desde hace varios días no podía sacarme la idea de hacer una pizza en la casa, porque me di cuenta de que nunca lo había hecho!!! insólito, lo se. Así que hice una investigación acerca de cuál era la manera más sencilla, sin hacer mucha trampa (sin comprar la masa hecha, o la salsa de frasquito...). Así que esta receta es una mezcla, la masa de Donna Hay, la salsa de J.O., y los agregados de Adriana Cotte jejeje... Como podrán ver, decidí hacer la pizza finalmente, y después de que tenía la masa hecha me di cuenta de que no tenía molde de pizza!!!!! pues, a resolver!. Quedarse con las ganas JAMÁS!. Resulta que en esta fuente que usé quedó perfecta, así que no tengo mucho apuro ahora por comprar el molde.

Para una pizza mediana para que dos personas coman bien (sin quedar fuuuuuullllllll):

MASA:

1.  En un bowl vamos a mezclar 1 cucharadita de levadura (de la instantánea, no la fresca), 1/4 de cucharadita de azúcar y 3/4 de taza de agua tibia. Lo dejamos aparte en un lugar calentito durante 10 minutos, o hasta que vean que en la superficie hay espumita; yo lo dejé en el horno prendido muy bajito y me fui a bañar, cuando volví estaba perfecta.

2.  En otro bowl, mezclamos 1 taza y media de harina normal, con 1/2 cucharadita de sal fina... Hacemos un hueco en el centro, y echamos la mezcla líquida que hicimos antes. Mezclamos, al principio es un desastre, demasiado pegajoso, pero luego se normaliza la situación... Cuando tengan la masa bien uniforme, la tapamos unos 30 minutos con un pañito de cocina limpio, o hasta que haya crecido casi al doble.

SALSA:

1.  Mientras esperamos que crezca la masa, podemos hacer la salsa que es muy fácil. En una ollita (o sartén) echamos un chorro de aceite de oliva, y freímos 1 diente de ajo cortado en láminas. 

2.  Cuando empiece a tomar colorsito el ajo (no marrón, dorado), echamos 1 manojito de hojas de albahaca, y 1 lata de tomates. Revolvemos para que los tomates se rompan lo más posible. Salvajemente, rómpanlos!. Agregamos un poquito de sal y de pimienta, al gusto.

3.  Apenas hierva esto, lo quitamos del fuego y lo pasamos por un colador... rompiendo lo que quede de tomate... la idea es que pase la mayor cantidad de tomate posible, pero no de ajo ni albahaca. Cuando terminen, vuelvan a poner a fuego suave hasta que se haya reducido el líquido y tenga la textura correcta para la pizza... Van a pasar unos 20 minutos o más... 

PIZZA TIME!:

1.  Ahora a hacer la pizza: estiramos la masa con un rodillo, hasta que quede bien fina (a mi me gusta finita, y además acuérdense de que en el horno crece un poquito)... La ponen en el molde, y comienza la preparación :)

2.  Yo le puse jamonsito picado en cuadritos finos, champiñones en láminas y muuuucho queso mozzarella... mucho. Lo llevan al horno a 180 grados (perdí en el teclado el circulito de los grados jeje...) unos 20-30 minutos... yo creo que lo dejé un poquiiito más porque esperé que se me dorara el montón de queso que puse jeje... quedó ESPECTACULAR!!!!!!

Mi esposo que no es muy fan de las pizzas lamentó que no hubiese hecho más de lo divina que estaba!!!! pero esta medida es perfecta para dos personas. PRUEBENLA!!!! 


No hay comentarios:

Publicar un comentario