miércoles, 26 de octubre de 2011

Suspiros

Sin palabras... simplemente no podían faltar!


Para hacer como... 20?... jajaja no se, una cantidad decente.

1.  Precalentamos el horno a 180ºC, la rejilla la vamos a poner en el 3er tramo de abajo hacia arriba.

2.  Batimos 4 claras de huevo en una batidora eléctrica, junto con 1 cucharadita de rayadura de limón y 1/8 de cucharadita de cremor tártaro, hasta que estén "a punto de suspiro" (esto es que hagan picos pero sin que esté seca).

3.  Sin dejar de batir, vamos echando poco a poco 1 y media taza de azúcar y 1/2 cucharadita de esencia de vainilla. Una vez agregado todo esto, se continúa batiendo durante 15 minutos.

4.  En una bandeja con un papel encerado, ponemos con la ayuda de dos cucharas montoncitos de la mezcla, separados por 3cm más o menos... Los llevamos al horno durante 23-25 minutos, justo cuando se empiezan a dorar. Los sacamos y con una espátula los separamos del papel inmediatamente!.

Me encantó esta receta porque no necesita demasiadas cosas, de verdad no tarda nada... y quedan riquísimos!. 

No hay comentarios:

Publicar un comentario