viernes, 30 de septiembre de 2011

Pollitos thai para la parrilla

Me encanta una parrilla, y una de las cosas que más me gusta de hacerlas es lo poco formal que pueden llegar a ser... Y creo que alcanzan su máximo nivel de relax cuando no involucran platos, cubiertos, NADA QUE HAYA QUE LIMPIAR DESPUÉS! Es decir, es el parrillero con una tablita al lado en la que pica bocados y los demás comen directamente de ahi... PERFECTO. Para este tipo de eventos, en donde no hay acompañantes ni guarniciones ni ensaladas, soy partidaria de poner a la parrilla la mayor variedad de carnes para que no sea cansón, y como cada cosa tiene distintos tiempos de cocción, la comida se transforma en una larga faena que propicia las buenas conversaditas entre más copitas de vino... y no queda simplemente en llegar-comer-quedar lleno- irse.

La receta de este pollo la conseguí para este tipo de eventos y queda fantástico, está listo después de los chorizos, pero antes de la carne... y lo que hago siempre es poner unos cuantos pollos simplemente con sal y pimienta, y otros con esta receta... (pero les aviso que la mayoría tienen que ser con esta receta porque se venden como pan caliente!)

Aquí se las paso, para 8 muslitos de pollo:

1.  Agarramos 8 muslitos de pollo y les hacemos unos cortes con un cuchillo, como unas ranuras (para que el adobo entre un poquito).

2.  Tomamos un manojo de cilantro, separamos los tallos de las hojas y ponemos los tallos en un procesador de comida, junto con: 4 tallos de limoncillo (hierba limón/ malojillo/ lemon grass), rayadura y jugo de 4 limones, 2 chiles verdes sin semillas, 4 cucharadas de aceite de girasol, 2 piezas de jengibre rayado y 6 dientes de ajo pelados. Procesamos todo esto hasta formar una pasta.

3.  Con las manos, pasamos la pasta por los pollitos, haciendo que entren en las ranuras que les hicimos antes. A mi me gusta hacer esto un par de horas antes de hacer la parrilla para que agarren más sabor. Los meto en una bolsa en vez de en un bowl, para que la pasta les llegue a todos por igual, y para la nevera.

4.  Luego cuando vayan a hacerlos, fíjense de que el parrillero los ponga primero a llevar un poco de calor para que comiencen a cocinarse pero sin dorarse, y cuando ya estén mitad cocidos, los ponen en una zona más caliente para que se doren y tomen más textura. Cuando estén listos para servir les ponen las hojitas de cilantro por encima... DELICIOSO! Y si hacen como les digo y lo tienen listo más temprano, les va a dar CERO molestias.

No hay comentarios:

Publicar un comentario