viernes, 25 de febrero de 2011

... lo hicimos!: UN POLLO ENTEROOO!!!!!!!!





Créanme, de todo lo que he preparado para este blog, esto ha sido lo más sencillo!!!... Una receta de Jamie Olvier con unas modificaciones para hacerlo más sabroso y menos light jajaja... Quedó riquísimo todo, el pollo, las papas, provocaba pasarle la lengua a esa salsita que se ve en la foto!. Les cuento cómo es la cosa... Para 4 personas:



1. Si es posible, con varias horas de anticipación, tomen un pollo de 2kg y frótenlo por dentro y por fuera con abundante sal y pimienta negra molida. Cúbranlo y guárdenlo en la nevera hasta que lo vayan a preparar.


2. Precalienten el horno a 190°C.


3. En una olla con agua ya hirviendo con sal, metan 2kg de papas, previamente peladas y picadas en trozos del tamaño de pelotas de golf. Metan además 1 limón y 1 cabeza de ajo separadas por dientes. Cocinar todo esto por 12 minutos.

4. Retiren la olla del fuego y déjenla escurriendo por 1 minuto. Aparten los gajos de ajo y el limón, y las papas vuélvanlas a meter en la olla caliente (no en el fuego).


5. Mientras el limón está aún caliente, apuñálenlo unas 10 veces (es agradable hacer esto jaja). Saquen el pollo de la nevera, séquenlo un poco con papel absorbente, y frótenlo con aceite de oliva. Métanle el limón, los dientes de ajo y un puñado de tomillo fresco por la cavidad, pónganlo en una fuente, échenle unas cucharaditas de mantequilla por encina (sin miedo), más o menos distribuidas uniformemente, y otro par por dentro de la piel, y llévenlo al horno por 45 minutos.


6. Saquen la fuente del horno, y pongan el pollo en un plato aparte. El pollo debe haber soltado un poco de grasa, vamos a pasar las papas que hervimos antes por este juguito, y las rociamos con un puñado de romero fresco. Hacemos espacio entre las papas para poner de vuelta el pollo en el centro. Ponemos otras cucharaditas de mantequilla sobre las papas, y cocinamos por otros 45 minutos, o hasta que el pollo esté hecho y las papas estén doraditas.


7. Esto es opcional: cuando esté listo, saquen los ajos de la cavidad, expriman algunos, y froten esa pasta sobre la piel del pollo. También opcional: expriman un poquito del limón sobre el pollo... Y listo para comer!!!

Es hermoso picarlo en la mesa porque el pollo queda de un color precioso, y el aroma es realmente espectacular. La receta original no lleva nada de mantequilla... Como yo no concibo la vida sin ella la uso, pero para hacer un plato menos culposo pueden no ponerle.... eso si, de lo que se pierden! ajaja...
Espero que lo disfruten!

1 comentario:

  1. que ricooooooooooooo¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡

    ResponderEliminar