jueves, 27 de enero de 2011

Un pollito "thai" para cuando quieres comer rico y no morir en el intento...!










En una visita que le hice a mi hermana hace unos meses, tuve la suerte de coincidir con la espectacular Feria Internacional del Libro de Buenos Aires en la Rural, así que dediqué mi última tarde a recorrerla de principio a fin... Lamentablemente fui sola y no compré más porque no tenía cómo cargarlo!. Entre las joyas que conseguí, está un librito que dice tener "más de 100 irresistibles recetas" de cocina tailandesa, y en verdad, las que he hecho han quedado deliciosas!, y lo que más me gusta y me sorprende es que son muy muy muy fáciles de hacer y cuando las pruebas no puedes creer que lo hayas hecho tu!!! Y la clave está en tener en la casa ciertos ingredientes, algunos más comunes que otros: salsa de soya, cacahuetes sin sal, salsa de pescado,... yo he ido comprándolas poco a poco a medida que las voy necesitando... y de esta manera, me ha llegado a pasar que agarro mi librito y me doy cuenta de que tengo todo lo que necesito para tal o cual receta. 
Les voy a pasar la receta de este riquísimo pollo, que es por cierto, la primera comida que les preparé a Vero y a mi mamá después de casada, en BAires en casa de Vero con un vinito blanco, y las caras que tenían cuando lo probaron eran DE PELÍCULA!!! jajajajaja se quedaron LO-CAS de que eso lo hubiese hecho YO! jajaja mujeres de poca fe...


(esto es para 4 personas)

1. En un wok (si no lo tienen COMPRENLO! es lo máximo) calentamos aceite normal, y salteamos 1 cebolla picada en rodajas, 1 trozo de jengibre de aprox. 5cm, picado en tiras, y 1 zanahoria en rodajas finas hasta que estén tiernos. 
  * No van a querer salir de la cocina del olor tan rico que sale de ese wok por el jengibre! recomiendo acompañar a partir de este mismo instante con un sauvignon blanc bien frio jajaja...

2. Agregamos 2 dientes de ajo picados finos. La idea es agregarlos cuando ya lo anterior está tierno, porque el ajo se cocina más rápido y si se quema queda un sabor amargo horrible.


3. Ahora si, echamos 4 pechugas de pollo, sin piel, deshuesadas y picaditas en dados de 2x2cm (soy arquitecto jaja, no puedo evitarlo, sorry). Lo cocinamos hasta que esté hecho y ligeramente dorado.

4. Ahora añadimos más o menos 300ml de caldo de pollo y salsa de soya al gusto, recuerden que el pollo no fue previamente sazonado, así que la soya es nuestra sal. Yo les recomiendo picar algunos pedacitos del pollo más pequeños para ir probando la sazón a partir de este punto. Esto se deja hirviendo, para que el líquido se reduzca un poco, y mientras tantooo......


5. Remojamos fideos de arroz en agua que ya esté hirviendo, cada paquetico de fideos trae sus instrucciones, pero son como 10 minutos de remojo. Uno va probándolos. 


6. Cuando los fideos estén listos, a servir!. En mi librito ponen en el plato el pollo al lado de los fideos... yo encuentro eso muy poco "thai" jeje... me gusta más así: en un platito hondo, ponemos los fideos como base (en este momento les echo un chorrito de aceite de sésamo... el olor es magnífico!), y encima el pollo con un poquito del juguito que queda en el wok, así los fideos se mojan y se sazonan. Adornamos con un poco de cilantro picado y listo!!!! Una comidita facilísima, sabrosísima y diferente ;)


1 comentario: